domingo, 23 de diciembre de 2012

Y uno aprende


Y UNO APRENDE

Después de un tiempo,
uno aprende la sutil diferencia
entre sostener una mano
y encadenar un alma.

Y uno aprende
que el amor no significa acostarse
y una compañía no significa seguridad.

Y uno empieza a aprender...
Que los besos no son contratos
y los regalos no son promesas.
Y uno empieza a aceptar sus derrotas
con la cabeza alta y los ojos abiertos.

Y uno aprende a construir
todos sus caminos en el hoy,
porque el terreno de mañana
es demasiado inseguro para planes...
Y los futuros tienen una forma de caerse en la mitad.

Y después de un tiempo
uno aprende que si es demasiado,
hasta el calorcito del sol quema.

Así es que uno planta su propio jardín
y decora su propia alma,
en lugar de esperar a que alguien le traiga flores.

Y uno aprende que realmente puede aguantar,
que uno realmente es fuerte,
que uno realmente vale,
uno aprende y aprende...

Y con cada día uno aprende...

AUTOR DESCONOCIDO
(Falsamente atribuido a Jorge Luis Borges)

jueves, 6 de diciembre de 2012

Parejas de usar y tirar.

El otro día veía la tele, un programa que no merece la pena mencionar, y me llamó mucho la atención algo, una pareja de ancianos que llevan juntos ya 68 años.

Eran unos invitados especiales del programa para hacernos ver que las parejas duradera existen. En un principio pensé que por entonces, al no existir el divorcio, lo que tocaba era lo que tenía que aguantar te gustara o no. 

Entonces observando un poco más detenidamente la situación, los ancianos empezaron a hablar de su relación desde que empezaron hasta la actualidad, dando consejos, contando anécdotas e incluso gastándose bromas y no cualquier broma, algunas incluso algo pícaras.

Una cosa muy curiosa que dijo el anciano fue que hoy en día dos personas se gustan y lo intentan, están bien, pero que lo máximo que duran aproximadamente son 5 años, porque no saben que es querer de verdad a otra persona, porque vivimos en un mundo material, donde abundan el egoísmo y ante cualquier problema, era más fácil dejar de lado a la persona que afrontarlos juntos.

Me llamó bastante la atención la explicación de este hombre tan mayor pero que era consciente de todo lo que ocurre en el mundo, que era consciente que las personas habitamos en un mundo tan material que no tenemos cabezas para otra cosa.

La señora por su parte resaltó que hoy en día no existen los valores que existían antiguamente en las personas, que cuando eliges a una persona debes ser consciente que le deberás respeto, fidelidad, amor, cariño, sinceridad y todo lo que conlleva.

Entonces es cuando uno de los presentadores se levantó y alabando a los señores añadió que ellos en su día se educaron en esos valores, pero hoy en día no conservamos ninguno de los valores, donde ser fiel es misión imposible hoy en día, donde el respeto no existe, que antes si tenía pareja eras tabú, un fruto prohibido y se respetaba, pero hoy si tienes pareja eres lo más deseado y no importa a quien había que dañar.

Me llegó hondo, no sé si por ser tan real o por haberlo vivido y aún mantengo alguna que otra herida fresca, pero eso me hizo pensar en muchas cosas, sobre todo cuando vi la fotografía que tengo puesta aquí arriba, "Nacimos en un tiempo en que si algo se rompía, se arreglaba, no se tiraba a la basura".

La verdad que admiro bastante a esos ancianos porque se le veía que se querían aún, yo en mis abuelos no vi eso y me apenaba mucho y pensaba que todos los casos serían así, pero veo que hay excepciones, pero lo que más pena me da todo eso, es que en el futuro no veremos parejas que lleven 70 años juntas, sino que las relaciones de hoy en día parece ser que tienen una fecha de caducidad, que serán más o menos según los problemas que se empiecen a tener y si son capaces de afrontarlos o no, eso sin contar que alguien sin escrúpulos y sin conocer que es el respeto decida romper lo que haya en dicha relación.

Lo que sí tengo claro, es que estos señores reflejaron lo que era una pareja de verdad y explicaron perfectamente lo que son las parejas de hoy en día, yo le he puesto una definición a las parejas de hoy en día, somos parejas de usar y tirar.

Al ponerle esta definición he entendido muchas otras cosas. Tal como dijo el señor, las relaciones tienen una duración determinada de 5 años. Él no explicó por qué, pero creo que yo he dado con el por qué, simplemente porque es cuando empiezan los problemas de verdad, cuando la rutina se apodera, porque ya nos olvidamos de querer sorprender a la otra persona para centrarnos en nosotros mismos como persona individual y no como pareja.

La verdad que a pesar de lo dicho anteriormente, las personas somos egoístas y comodonas, pero muchos no le gusta estar en soledad y es cuando empieza la falta de respeto, de traicionar una confianza depositada e irse con lo primero y más fácil que se le aparece, porque seamos sinceros, es más fácil empezar de 0 que resolver conflictos.

Ahora entiendo mi desinterés por tener una relación estable, no quiero formar parte de esta sociedad donde todo es de usar y tirar, donde no hay respeto, donde no hay amor de verdad, simplemente gustas, hasta que los problemas te invaden por completo. Lo tengo claro, mi soledad no me  traicionará nunca.

Para terminar, si habéis leído hasta aquí, entonces puedo decir que los ancianos salieron como invitados especiales en un programa que muchos criticamos (servidora inclusive) pero que a veces vemos, Hombres, mujeres y viceversas.

Eso es todo por esta noche.

martes, 4 de diciembre de 2012

Nuestra chimenea interior

Antes de decir nada, debo de advertir que son las 2:13 de la madrugada, por lo tanto, mi estado mental no debe estar muy fresco, por lo que cualquiera paranoia que escriba, espero que esté justificada por la hora en la que me encuentro en estos momentos.

Lo mismo me repito entrada tras entrada, pero no sé que escribir, pero quiero escribir. Yo soy rara, ya me lo recuerdan casi diariamente y si nadie lo hace un día, me encargo de decírmelo yo misma. Creo que debe de ser eso, que me lo han dicho tantas veces que ya hasta me lo creo, a lo mejor no soy rara, soy simplemente especial.

No tengo ganas de hablar de mí, eso lo dejaremos para vete a saber cuando, quiero hablar de relojes, de chimenea, de falsos amores, de amistad, de familia, de cosas raras, de cosas normales, de todo un poco y al final no hablo de nada.

¿De qué puedo hablar hoy que no sea tan repetitiva a las entradas anteriores? Pues voy a hablar de mi chimenea. Sí, de mi chimenea, parece una chorrada pero no lo es, como siempre, traspaso toda la realidad a mi mundo de paranoias.

Como decía, hablaré de mi chimenea. La he estado observando todos esos días, tronco tras tronco, llamas tras llamas, cenizas tras cenizas. Bien, ¿qué tiene eso de interesante? Muchos diréis que salvo dar calor que es su funcionalidad, nada más.

Sí, dar calor es su función principal, pero a mí me ha hecho pensar que todos tenemos una chimenea en nuestro interior, y creo que empezáis a saber por donde van los tiros.

Bien, como decía la he ido observando todos esos días detalles tras detalles y me he dado cuenta de varias cosas:

  • Si la leña arde y le añades más, el fuego será más fuerte, potente e imparable.
  • Si el fuego se está apagando, un simple tronco volverá a hacer un fuego acogedor.
  • Si está medio apagado pero conserva algunas chispas, se puede hacer de nuevo el fuego con un poco de paciencia.
  • Si solo quedan cenizas, sin una simple chispa, no hay nada que hacer. Suele pasar cuando llegamos tardes o simplemente la dejamos apagar.


Entones observando todo eso, entendí el gran refranero español, ese que dice "Donde hubo fuego, cenizas quedan...", lo que no nos dice el refranero, es lo que pasa según el estado de dichas cenizas.

Basandonos en lo que dije anteriormente, en mi observaciones, he sacado las siguientes conclusiones, aunque seguramente que no sea la única persona que haya dado con esas ideas tan claras:
  • Si la leña arde y le añades más, el fuego será más fuerte, potente e imparable. A esto mi traducción principal lo llevo al principio de un amor, siempre se empieza con pura pasión, el fuego no se apaga, al contrario, siempre está encendido, la llama resplandece más que nunca, brilla por sí sola, ni siquiera hace falta revivirla, revive por sí misma. Aunque no todo es amor siempre, puede ser cuando empezamos algo con todas nuestra ilusión, un nuevo trabajo, un nuevo proyecto, una nueva carrera.... pueden ser tantas cosas...
  • Si el fuego se está apagando, un simple tronco volverá a hacer un fuego acogedor. Aquí es cuando la pasión se apaga un poco y solo viene por momentos, pero suele hacerse tan grande como al principio. En el resto de los casos, sigue la ilusión del principio, pero en ocasiones recaemos, pero seguimos siendo fuertes antes nuestra meta, queremos conseguirlo y seguiremos luchando, por ello, no dejaremos apagar nuestra chimenea interior.
  • Si está medio apagado pero conserva algunas chispas, se puede hacer de nuevo el fuego con un poco de paciencia. La rutina se apodera de nuestras vidas, queramos o no, todos hemos sufrido alguna vez de la rutina en cualquier aspecto de nuestras vidas. En el amor, la rutina hace que apagemos las chispas poco a poco, nos planeamos que sentimos, que queremos y si nuestro futuro será siempre así, en el trabajo nos encontramos desmotivados, los proyectos empiezan a irnos mal... pero las personas somos humanas, solo necesitamos un empujón, un pasito hacia delante y entonces nos volvemos a ilusionar, un simple viaje hace que poco a poco la pareja se de cuenta que se quieren como al principio y no se quieren perder, una simple motivación hace que nos hagan feliz en nuestro trabajo, una mejora en nuestros proyectos, en nuestras vidas...
  • Si solo quedan cenizas, sin una simple chispa, no hay nada que hacer. Suele pasar cuando llegamos tardes o simplemente la dejamos apagar. Y en ocasiones nos dejamos ir, o nos dejan ir. Hacemos tonterías, fallamos y cuando llegamos a pedir perdón es demasiado tarde, no hay chispas que podamos hacer revivir todo. Una simple dejadez o un mal trabajo hacen que nos despidan... habría tantas cosas de las que hablar...
He estado pensando como tengo mi chimenea persona, mi chimenea interior. En ocasiones creo que la tengo apagada de manera general, es decir, sin motivaciones, sin esperanzas de nada, sin futuro, un futuro tan incierto, tan negro...

En otras ocasiones creo que está simplemente a punto de apagarse, que solo necesita un empujón para que está chispa salte y el fuego poco a poco vuelva a presumir en todo su esplendor. 

He estado pensando y me pregunto si realmente hay alguien que lo tenga completamente apagada, yo creo que todo el mundo, incluso la persona más negativa de todo el universo, tiene una chispa de esperanza para su futuro, solo necesita un empujón, ese tronco que le haga encender todo de nuevo, pero que en ocasiones pensamos que va a llegar demasiado tarde.

Lo que sí está claro, que no para todo hay este tronco que haga revivir este fuego en todo su esplendor, que para muchas cosas, en ocasiones, llegamos tardes y normalmente esas cosas vienen de la mano de cosas que han dolido, que se han sufrido y que es mejor dejarlo apagado.

Piensa como está tu chimenea, quizás necesite un tronquito más.



sábado, 1 de diciembre de 2012

El eterno mundo del que me hablaste

Hoy simplemente no puedo evitar poner esta canción y su traducción. Espero que sea de vuestro gusto.



Una luz, Una vela roja y un suspiro
"Amor"
Un hechizo mágico
Contigo no hay nada que temer... probablemente
Por favor, sostenme... ¿A donde voy?
Llévame contigo, llévame contigo
Al otro lado de la luna
En donde no importa donde uno pare
A el mundo a el otro lado de la luna
Estaré esperando en el mundo real
El eterno mundo del que me hablaste